Menorca: Huyendo de lo típico (parte II)

Hola a todxs de nuevo

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y de nuevo Menorca aparece como uno de los destinos preferidos para hacer una escapada. Y lo cierto es que, como ya os hemos ensenado en anteriores Post, Menorca es mucho mas que sol y playa y por eso os traemos esta 2º parte de lugares diferentes para seguir descubriendo la isla.

Comenzamos

Castell de Sant Felip

La mayoría de vosotros conoceréis la Fortaleza de la Mola, ubicada a pocos kilómetros de Mao. Y sí, es cierto que, bajo nuestro punto de vista, merece mucho la pena su visita pero ¿sabias que, justo enfrente, hay otra fortaleza, pero esta vez bajo nuestros pies?

Construido a mediados del siglo XVI para contrarrestar los continuos ataques de los turcos con Barbarroja a la cabeza (atacaron Menorca 2 veces en veinte años), el Castillo de San Felipe es hoy en día, un conjunto de varios niveles de galerías subterráneas realizadas primero por los españoles y después por los británicos, usándose también como arsenal naval de apoyo a Gibraltar. 

Aunque actualmente solo podamos apreciar sus galerías subterráneas, lo cierto es que el castillo fue construido con cuatro baluartes rodeados por un profundo foso, siendo reformado y ampliado por los británicos, creando así una fortaleza en forma de estrella de 8 puntas y convirtiéndolo en una de las mayores fortalezas de la época. Las luchas entre franceses, británicos y españoles continuaron durante años con esta fortaleza como protagonista. Y lo cierto es que dotaron a estas galerías como si de una ciudad subterránea se tratara, con enfermería, comedores… y gracias a ello, unos tres mil soldados ingleses estuvieron viviendo encerrados con sus familias durante 6 meses hasta que el 4 de febrero de 1782 se rindieron finalmente. Así pues, fue recuperada por fin por España, después de más de medio siglo en manos británicas y en ese momento Carlos III ordeno su demolición. 

Cuando lo visitéis, seréis testigos de la lucha durante 2 siglos y medio de agitada historia menorquina.

La entrada cuesta 8 euros y nosotros estuvimos aproximadamente unas 2 horas de visita. Además la tuvimos privada solo para nosotros, ya que fuimos un martes de temporada baja (hay que llamar para reservar con antelación) Un guía pertenece al propio Consorcio Militar de Menorca, realmente se conoce la historia de este lugar y lo vive como tal. 100% recomendable, también para ir con niños ya que se quedarán boquiabiertos viendo la cantidad de galerías y anécdotas que hay bajo tierra en esta fortaleza

Castillo de San Felipe

Lithica

El marés es un elemento constructivo característico de esta isla. Una piedra arenisca que destaca por su porosidad y dureza variable lo que facilita su talla y que, a día de hoy, aun podemos encontrar en diferentes iglesias, fortalezas e incluso molinos de Menorca. Varias son las canteras que ha habido a lo largo y ancho de la isla y esta, Lithica, cerca de Ciutadella, es una de ellas. 

Lithica (del griego lithos que significa piedra)  fue una cantera durante lo siglos XIX y XX, rehabilitada para evitar la desaparición de las canteras de mares y convertida actualmente en espacio de ocio y cultura, tras su cierre en 1994, gracias a la Sociedad Cultural Lithica

¿Qué encontraremos en Lithica? La unión entre el hombre y la naturaleza. Entre la cantera y la posterior recolonización de la naturaleza. Además de por sus huertos y sus acantilados artificiales, destaca por un gran laberinto mineral, inspirado en el laberinto del minotauro y que fue creado para el aniversario de Lithica

La entrada cuesta 6 euros y, básicamente, esta abierto por las mañanas. La visita os llevará, tranquilamente, algo más de una hora. ¡En nuestro Instagram tenemos un reels sobre el lugar… pasaos y alucinad!

Super recomendado de nuevo para ir con niños, quienes tendrán la oportunidad de descubrir una cantera real (hoy en día no es tan fácil visitar alguna de ella), ver algunos de los huertos y por supuesto disfrutar de sus dos laberintos.

Moli Des Comte Asador

¡Porque no todo va a ser andar y visitar, también habrá que comer y degustar! Y sin lugar a dudas, Es Moli es uno de esos sitios que dices WUAU

Por supuesto, también tiene un pasado y es que Es Moli fue construido en 1812 junto con un gran granero donde se almacenaría el trigo y otros cereales para abastecer a Ciutadella. ¿Y a qué no sabéis que piedra se empleó para su construcción? Efectivamente, piedra de marés.

Un siglo después, finalizó su función como molino y estuvo abandonado durante bastante tiempo, hasta 1999. Entonces fue reutilizado como Escola d’Arts, centro de artesanía, galería de pequeñas empresas, cafetería… y demás negocios hasta que por fin se convirtió en Asador. 

Y creedme, no basta solo con entrar y admirar el antiguo molino y su granero. ¡Tenéis que probar sus platos! Puede ser que a alguno de vosotros os resulte un poco caro pero señoras, señores… ¡para nada lo es! Disfrutamos como enanos comiendo y el comedor estaba lleno de menorquines, señal inequívoca de que es bueno y se disfruta con gusto. 

Aquí os dejamos algunos de nuestros platos. Realmente, no sé cómo pudimos aguantar las ganas y hacer las fotos. Super recomendable, sin duda. 

Atardecer en Es Castellar de Es Caparrot de Forma

Los atardeceres en Menorca son reconocidos por su belleza. Hasta mi última visita (Raquel) pude ver bastantes pocos ya que, casualidades de la vida, siempre que voy a Menorca llueve, está nublado, hace mucha tramontana y claro, ¡como para ver atardeceres así! 

Sin embargo, alguno que otro he podido disfrutar y, sin lugar a duda, uno de mis favoritos es este. Quizás por ser poco conocido, quizás porque estábamos prácticamente solos, quizás porque al atardecer se une la historia talayótica de Menorca. Quien sabe pero, a pesar de que los atardeceres en los faros son preciosos, aquí tiene un toque especial. 

Simplemente id con buen calzado ya que encontrareis una necropolis formada por 23 hipogeos (o cuevas artificiales) y una muralla, con coca colas o cervezas frías y disfrutad del final del dia de la mejor forma posible. 

Si estáis planeando viajar a Menorca este verano (aunque para nosotros NO es la mejor temporada para ir, ni mucho menos) tenéis un post, que también os dejamos a continuación, de información acerca de Menorca. Pero sobre todo, perdeos por la isla. Es pequeña, sí, pero matona y tiene gran cantidad de recursos que ofreceros, tanto culturales, como naturales, gastronómicos, deportivos… Las playas son maravillosas, por supuesto (aunque Raquel aun no se ha bañado en ninguna de ellas) pero no os quedéis solo en eso. Menorca nunca defrauda.

¡Nos vemos pronto!

Anuncio publicitario

2 respuestas a “Menorca: Huyendo de lo típico (parte II)”

  1. Avatar de Jorge Sanchez Fontaneda
    Jorge Sanchez Fontaneda

    Muy buenos comentarios, dignos de estar en una Buena Guia de Menorca.
    Y …. fotos ¡¡¡ expectaculares !!! Muy, muy bonitas.

    Me gusta

    1. Menorca es espectacular y hay que darle el protagonismo que se merece… ¡no solo a sus playas!

      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s